Las sociedades cerradas

Las sociedades cerradas como  el caso de Cuba se sostienen en el poder no solo por su estado gendarme, sino por su habilidad para mentir  y envilecer a las masas, proclives de una abdicación miope  que desquicio y enquisto  a sus más delirantes, fanáticos atrapados por falsas apologías cargadas de un barniz oportunista y embustero que hoy  son herencia de un proyecto del hombre nuevo, causante de las tantas desgracias  por la que pasa  y sufre el pueblo de Cuba, exhausto de extensas  predicas  que solo dan origen al descontento generalizado de toda una nación

Leer más de esta entrada

Anuncios