Imperativo Moral

Stéphane Hessel. Aquí estamos, nosotros!…también indignados. Y más, no menos. Cuando el tiempo estructural de la crisis de un país no se resuelve en un apropiado tiempo político, sobreviene inevitablemente ese tiempo moral que pone en primer plano los valores que sirven de base a todos y cada uno de los conflictos de la sociedad.

Cuba se encuentra ahora mismo en ese momento en el que solo la claridad y el liderazgo morales serán capaces de plantear correctamente las soluciones posibles a los mínimos problemas del país. Incluyendo la economía. Y carecemos, a pesar de la pluralidad de mundos espirituales y religiosos, de esa claridad y de ese liderazgo morales que necesitamos para reencontrar el rumbo. Es por esa razón que la crisis estructural de Cuba está destruyendo, uno tras otro, y en una dramática tensión moral, la base de aquellos valores que heredamos y construimos: fundamentales de cara al futuro. Esto provoca nuestra indignación.

Imperativo Moral, que damos a conocer con la firma de 592 cubanos, surge de esa indignación acumulada por más de medio siglo. Una indignación detrás del silencio social que produce el miedo cívico a las convocatorias de la libertad. El mismo miedo que lleva a muchos cubanos a responder positivamente a las convocatorias públicas del poder.

Pero la indignación de muchos compatriotas ya es evidente. La crisis estructural de un Estado que postula constitucionalmente la superioridad de un grupo sobre el resto de los grupos humanos se expresa en la permanente violencia sobre muchos cubanos. Hay ahí unos nombres visibles. Iris Tamara, Sara Marta Fonseca, Sonia Garro, Mercedes Fresneda, Ángel Moya, Darsi Ferret, Roberto Formigo, Carmelo Bermúdez, y otros, reflejan, como víctimas recientes de esa violencia, la descomposición de un Estado que en el siglo XXI se aferra al Artículo 5 de la Constitución.

Y así prosigue. Mientras a Juan Hernández, un ciudadano de Santiago de Cuba, no se le permite construir su propia casa en una tierra entregada en usufructo, el gobierno está vendiendo en propiedad partes del territorio a inversionistas extranjeros; mientras Golden Tulyp, y Pernod-Ricard obtienen bienes nacionales casi a perpetuidad, a los trabajadores cubanos, que ya fueron traicionados por la Central de Trabajadores de Cuba, se les niega el derecho a la propiedad de sus empresas; mientras Habanos S.A. prepara el próximo festival del tabaco, entre el glamour y el aroma exquisito, los niños sin casa que malviven en el albergue VI Congreso en La Habana experimentan el hambre total; mientras se construyen catedrales ortodoxas para minorías reconocidas, a los practicantes de religiones mayoritarias de origen africano se les prohíbe la construcción de sus templos, y mientras hombres y mujeres de la tercera edad cuentan sus sacrificios del pasado, el supuesto socialismo en Cuba pretende salvarse en los campos de golf. Nuestras crisis estructurales han dañado nuestra dignidad moral.

La naturaleza antinacional de la elite política cubana difícilmente puede ser enmascarada detrás de su narrativa revolucionaria. Llegados a este punto, un dilema básico para nosotros es si la caída libre en el cinismo puede ser fundamento de nuestra convivencia. El castrismo constituye, en este contexto, el desafío moral absoluto frente a la reconstrucción posible de los valores.

Es pertinente repetir lo que dicen muchos revolucionarios honestos: 1959 da inicio a un proyecto con altos vuelos utópicos, que pierde su propia poesía en el proceso, para terminar jugando al bridge. Por eso Eduardo Galeano lo dijo bien: “Cuba duele”…y de que modo. Imperativo Moral es expresión de ese dolor. Desde adentro.

Anuncios

Acerca de Fernando Edgardo Palacio Mogar
Blogs administrado por Fernando Palacios disidente cubano y miembro del partido liberal nacional cubano, escribe de forma puntal y exhaustiva sobre la realidad cubana tomando sus aportes como uno de los más reales en cuanto a veracidad e información. Fernando, escribe diversos temas entre los cuales tenemos sobre: derechos humanos, economía, política, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: